martes, 27 de abril de 2010

QUE ES UN MODELO DE GESTIÓN SOCIO-PRODUCTIVO

MODELO DE GESTIÓN SOCIO-PRODUCTIVA




Un modelo de Gestión Socio-productivo es la articulación compleja de las diferentes variables que hacen posible el proceso de producción y la regulación de esa producción.  La escuela Marxista de la regulación define un modelo socio-productivo como un conjunto de categorías, campos o variables que expresan la cohesión o articulación de los distintos factores que ponen en movimiento el proceso socio-productivo.

Para la caracterización o construcción de un Modelo de Gestión Socio-Productivo debemos tener en cuenta dos dimensiones, que en la práctica social están articuladas, acá las separamos solo para facilitar el orden de exposición:
Uno: La Dimensión Económico-Política; Articula el conjunto de categorías que nos explican el tipo de sociedad que aporta a construir una experiencia socio-productiva particular, así, la dimensión de economía política será la dimensión que me señale si la experiencia socio-productiva está articulada en una perspectiva de ruptura con la lógica del capital (Acumulación-Explotación) en la construcción del socialismo, o si por el contrario produce y reproduce las formas de explotación con características del Capitalismo.

Dos: La Dimensión Tecno-Productiva; Está referida a los procesos de realización de la producción, es decir a diversas categorías que definen el proceso de identificación de necesidades de la población, la gestión productiva, del talento humano, financiera, gerencial y comercialización de los bienes o servicios producidos.

Veamos a continuación las categorías presentes en cada dimensión:
UNO: DIMENSIÓN ECONÓMICO-POLÍTICA
En esta dimensión valoraremos las siguientes categorías:
1. Estructura Económica: Hace referencia al tipo de propiedad, si es privada o social, a las relaciones sociales de producción, si son de explotación y apropiación privada del excedente o si son de cooperación y distribución social, los costos de producción y los precios con que los bienes se distribuyen.
2. Tipo de Organización del Trabajo y Clima Laboral: Formas de Organización de la Producción, Tipo de Flujos de Poder, Tipos de Flujo Comunicacional, Tipos de Conocimiento y Democratización de su acceso, Tipos de Conflicto y Formas de Resolución, Nivel de Motivación, Compromiso y Voluntad, Remuneración, Planificación, etc.
3. Regulación Productiva y del trabajo: Derechos laborales, Normas Procedimentales y de regulación del trabajo, Marco legal que rige el proceso.
4. Lógica Cultural, Patrones de Consumo de los trabajadores y la población potencial consumidora de los bienes y servicios: Esta categoría hace referencia al grado de conciencia o alienación que prima en los sujetos sociales, así como a las formas predominantes de consumo ya sean críticas o alienadas.
5. Articulación territorial y ambiental de la Unidad Socio-Productiva: El capitalismo instala fábricas en el territorio como enclaves que no están ligados al desarrollo del entorno. El socialismo construye procesos socio productivos que se encadenan productiva y culturalmente con las comunidades del entorno elevando su calidad de vida, a la vez que se articula al modelo industrial nacional desde una específica cadena de producción.
6. Patrón Tecnológico: Esta categoría es fundamental para valorar el nivel de soberanía científica y tecnológica que la Unidad Socio-Productiva desarrolla; finalmente el elemento central de ruptura con el capital es la destrucción de las cadenas intangibles del monopolio del conocimiento, las patentes y la propiedad intelectual.
DOS: DIMENSIÓN TECNO-PRODUCTIVA
El socialismo no es solo un problema de distribución, también es un problema de producción, para cuestionar la lógica del capital necesitamos transformar las relaciones sociales de producción, socializar los medios de producción, pero también necesitamos elevar el nivel de productividad social. En la dimensión productiva debemos tener en cuenta las siguientes categorías:
1. PROCESO PARA LA IDENTIFICACIÓN DE NECESIDADES Y SATISFACTORES ( QUE CRITERIOS TENER EN CUENTA.
Que producir
Para que producir
Para quien producir
Cuanto producir

2. GESTIÓN PRODUCTIVA (Como Se Produce Cada Bien O Servicio)
Productos o servicios que elegimos producir
Que insumos requiero, cuales elijo.
Que capacidades y fuerza laboral
 Que tecnología
Como ordeno el proceso para la generación de bienes y servicios-Manuales.
Donde Localizo geográficamente los procesos para la generación de bienes y servicios.
 Tamaño de las Unidades de Producción


3. GESTIÓN FINANCIERA

 Que Plan de inversiones por proceso y total.
Cómo es el flujo de caja (Relación Ingreso-Egreso)-Estado de Resultados.
Que indicadores Financieros: Liquidez-Endeudamiento-Actividad-Rentabilidad.
Procesos Contables

4. GESTIÓN DEL TALENTO HUMANO

Tipo de protagonismo de los trabajadores
Relaciones Laborales.
Desarrollo de Capacidades
Motivación-Incentivos
Criterios de Selección
Criterios de evaluación del trabajo.
Escala Salarial

6. GESTIÓN GERENCIAL (Sistemas de Dirección)

Integración de la Unidad Socio-Productiva con el Entorno y el horizonte estratégico.
Planificación-Seguimiento de procesos.
Estilos de Conducción, decisión y flujos de poder
Ambientes de Comunicación y manejo del conflicto.
Capacidad de cohesión del conjunto de los procesos y la unidad socio-productiva


En cada una de estas dimensiones y categorías es necesario generar rupturas cotidianas, es importante tener presente que el socialismo no es un lugar de llegada, es necesario entender el socialismo como un proceso de rupturas permanentes con las lógicas del capital, su construcción es un proceso dinámico y contradictorio, unas veces avanzamos, otras retrocedemos, en una misma realidad encontraremos elementos de la lógica capitalista y elementos de la lógica socialista; la clave está en introducir rupturas e ir siendo conscientes de estas rupturas, así como de las cadenas del capital que aun perviven.

Las dimensiones y categorías planteadas, asumirán un tipo de tendencia de acuerdo a si el modelo de gestión es de orientación capitalista o socialista, el estudio y evaluación permanente de estas dimensiones y categorías en la cotidianidad de la Unidad Socio-Productiva, le permitirá a los trabajadores de fábrica y a la dirección estratégica revolucionaria, evaluar y dirigir su experiencia comprendiendo si está reproduciendo la lógica del capitalismo o está generando rupturas que aporten a la construcción socialista, las rupturas deben ir generando y validando procesos emancipatorios.

El modelo de gestión socio-productivo combina dimensiones y categorías interdependientes, así, no basta que una experiencia socio-productiva haya trascendido el tipo de propiedad privada hacia un tipo de propiedad estatal o social para considerarla una experiencia de orden emancipatorio o socialista, pues esta experiencia puede reproducir un principio de organización del trabajo que continúa siendo de tipo vertical y autoritario, entonces, trascender sólo el factor del régimen de acumulación no supera la alienación del trabajo.

Igualmente, una experiencia o cadena productiva podría cumplir casi todos los criterios como condición para configurar un sentido emancipatorio y socialista; sin embargo, reproducir un modelo de articulación con el territorio y el medio ambiente en el que se configura como un enclave que no potencia el desarrollo de todo el territorio circundante, genera prácticas contaminantes y degradantes del medio ambiente.

El Modelo de Gestión Socio-Productivo, no es solamente un modelo para construir y conducir una experiencia socio-productiva o fábrica específica, es un modelo general que buscará regular al conjunto de la sociedad para garantizar que la lógica capitalista vaya siendo destruida sustituyéndose por un modelo alternativo que privilegie relaciones sociales emancipatorias. En este nivel es donde se articula con el Modelo Nacional de Industrialización, siendo el Modelo de Gestión Socio-Productivo, parte integral de éste.
Digamos finalmente que la construcción y gestión de experiencias socio-productivas no pueden desarrollarse de manera mecánica, la construcción socialista es un proceso complejo, no surge por decreto, no basta querer cumplir el conjunto de criterios enumerados por la teoría socialista para tener prácticas socialistas. Nuestra voluntad está mediada por condiciones históricas y estructurales que no cambiaremos de la noche a la mañana, aquí aparece el concepto de transición como elemento mediador y de ruptura entre la práctica reformista y la práctica revolucionaria.

El reformismo dirá que las condiciones históricas y estructurales son de alta inercia y no permiten construir el socialismo ya, propondrá vivir una fase de modernización dentro del capitalismo de las formas como producimos, para luego cuando haya desarrollo productivo avanzar hacia la socialización.

La perspectiva revolucionaria no es voluntarista, comprende las inercias estructurales de la actual formación socio-económica, comprende las complejidades del cambio, pero formula la estrategia de la transición como una práctica cotidiana de rupturas con las lógicas del capital, así el socialismo se construye como ruptura anticapitalista cotidiana, cada paso de mayor conciencia, cada nueva experiencia productiva, cada desarrollo de innovación y ciencia, van construyendo el horizonte de emancipación humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada